cajonera juguetes
Hoy vamos a reciclar un cajón de madera para convertirlo en un banco de almacenaje para juguetes. Es un trabajo sencillo y vistoso para el que necesitamos: 

1 Cajón de madera
Lija
Pintura, barniz o tapaporos
Colchoneta de gomaespuma
Tela
Pegamento o grapadora
1 Tabla de contrachapado grueso
Ruedas
Tornillos
Destornillador

Un viejo cajón quedará como nuevo una vez lijado, con el acabado que más nos guste: barnizado o pintado. Queda muy bonito en blanco mate, por ejemplo, pero también puedes dejarlo color madera aplicando sólo una capa de tapaporos. Incluso se puede aplicar la pintura directamente sobre la madera sin tratar para darle un toque más informal.

Una vez preparado el cajón, lo mediremos con el fin de buscar una plancha de madera que haga las veces de tapa y asiento. Bastará con un tablero de contrachapado cortado a la medida. A éste, le pondremos una gomaespuma del mismo tamaño encima. Con una tela bonita (podemos usar algún sobrante que tengamos por casa) uniremos ambas partes grapando o pegando la tela a la madera por la parte que quedará oculta.

Si queremos que nuestro asiento-juguetero sea más fácil de mover bastará con atornillarle unas ruedas. Ya que se trata de un juguetero, quedan especialmente bien las ruedas de colores y de un tamaño más bien grande


Este mismo diseño lo puedes hacer para guardar otro tipo de objetos, en otros espacios de la casa. El acabado dependerá del color que elijas para la madera, el estampado de la tela y el tipo de ruedas