otoñohojas

Todavía estás a tiempo. Acaba de empezar el otoño y el paisaje va cambiando: verás a tu alrededor árboles con hojas rojizas y anaranjadas, en otros casos, ya casi marrones y algunas, empiezan a caer al suelo. Con ellas puedes hacer un cuento tan vistoso como el que te proponemos en el proyecto de hoy, que te servirá para poner unas chocolatinas en la mesa, vaciar los bolsillos de objetos pequeños, o simplemente dar un toque otoñal a nuestra casa

Para realizar el cuenco necesitamos varias hojas, preferentemente grandes, para que el resultado final tenga más resistencia, cola blanca, una paletina o brocha y un globo.

En el fototutorial que tienes más abajo verás que está muy bien explicado, sin embargo, por si queda alguna duda, lo único que tienes que hacer es inflar el globo del tamaño que queramos nuestro cuenco.

Sujetar el globo sobre una copa ancha o una ensaladera y procecer a pegar con abundante cola blanca la primera capa de hojas. No debemos sobrepasar mucho más de la mitad del globo, a menos que queramos un objeto tipo cesta.

Esperamos a que seque la cola y colocamos una segunda capa de hojas, cuyo borde debe sobresalir un poco de la primera capa. Dejamos secar la cola y pintamos nuevamente las hojas, en este caso por fuera, con abundante cola blanca.

Dejamos secar, pinchamos el globo y desprendemos los tozos que hayan podido quedar pegados al cuenco

hojas otono cuenco Hojas de otoño para decorar

Y a continuación, otro fototutorial que habla por sí mismo, para poder hacer lamparitas otoñales de los más decorativas. En este caso, reciclamos también vidrio, ya que usamos tarros y para adornar, cuerda o tejido natural, para remarcar el aspecto campestre de nuestros faroles.

Cola blanca y paletina serán los dos ingredientes que usaremos para poder pegar las hojas secas al cristal.

El procedimiento es tan sencillo como pegar por dentro del tarro las hojas con abundante cola y dejar secar. Mejor no todas las hojas juntas, sino por capas, esperando que se sequen las anteriores. Así, el propio vidrio del tarro, hace un papel protector frente a la fragilidad de las hojas secas

Autumn Jar Lights

Aquí tienes otras ideas con Hojas Secas, como este precioso cuadro para el que sólo necesitaremos un lienzo con fondos marrones o una tabla, hojas, cola blanca y una rama y los cálidos portavelas de cristal, donde, al contrario que en el ejemplo anterior,  las hojas se han pegado en el exterior, rodeando el perímetro de los mismos.

hojas otono cuadros vasos Hojas de otoño para decorar

Y por último, este precioso mural, que no puede ser a la vez más sencillo. Sólo diferentes hojas secas, a cual más bella en sus formas, sobre cartulinas, pegadas a la pared. Una decoración temporal, que el invierno se puede llevar, como hace volvar las hojas de los árboles, para dejar nuevamente lista tu pared par otro tipo de decoración.

mural decorar hojas secas6


Para aprovechar y reciclar las hojas otoñales, te inivitamos a que leas también estas sugerencias:

1. Lecho para gallinas.

Si tienes gallinas en casa, puedes hacerles un lecho con las hojas del jardín, esto les encantará.

Durante el otoño ve recogiendo todas las hojas que caen de los árboles y guárdalas en un lugar seco durante el invierno. Cada par de semanas extiende en el gallinero una capa de hojas de unos 20 centímetros. Las hojas se irán descomponiendo a medida que se mezclen con los excrementos de los pollos, y en primavera tendrás un magnífico compostaje.

2.Mantillo.

Puedes crear un mantillo o grupos de mantillo en su jardín. Si te fija, cualquier bosque posee en otoño un precioso mantillo de colores debido a la caída de todas las hojas.

Para realizarlo debes triturar las hojas con la utilización por ejemplo de un cortacésped y extender la mezcla de hojas trituradas sobre el suelo en una capa de unos 3 centímetros. La necesidad de triturar las hojas se debe a que si no se hace se crea un manto de humedad cuando se mojan las hojas.

3.Compost.

Uno de los usos más comunes es usar las hojas caídas para hacer un buen compost.

Para ello colocaremos las hojas en círculos y en capas de unos 10 centímetros alrededor de los árboles y plantas.

Se puede añadir abono en polvo sobre las capas para potenciar el abono y mezclar bien.

Las hojas que antes se descomponen son las de los arbustos florales y plantas frutales.

Este abono es un gran fertilizante ecológico.

4.Nidos para animales.

Las hojas pueden actuar como un refugio para los insectos beneficiosos, aves y otros animales salvajes durante el invierno.

Pon un montón de hojas debajo de los setos o en algún lugar del jardín donde estén a salvo los animales.

(Fuente: Ignis natura)