guante soltero

No es bueno que el guante esté solo...

¿Cuántas veces te has encontrado con un guante o un calcetín desparejado? Es algo mucho más habitual de lo que nos gustaría, pero, en cualquier caso, es una historia que puede tener final feliz. Convertir un guante de lana en una pequeña ardilla requiere un poco de maña y ganas.

En el fototutorial, todos los pasos para lograr tu objetivo

tutorial ardilla
(FUENTE: Mar&Vi)