reciclar ganchillo lámparas

Todos o casi todos tenemos en casa de nuestras madres y abuelas los típicos tapetes de ganchillo que antaño estaban de moda y de los que algún día u otro terminamos renegando. Hoy, esos tapetes, reciclados para hacer lámparas, vuelven a ser tendencia de decoración

En este sencillo tutorial te vamos a enseñar 2 modos de convertir esos restos de ganchillo en lámparas, con muy pocos pasos y elementos:

lámparas de ganchillo

Como puedes ver en el tutorial, en el Modelo A, necesitamos una estructura para la pantalla de la lámpara, que en este caso es de colgar, el cable con la bombilla, cola blanca, pincel y la labor de ganchillo que queramos reutilizar. Lo único que tenemos que hacer es colocar como más nos guste el ganchillo, que incluso podemos rematar con aguja e hilo para que no se nos caiga y a continuación, dar una generosa capa de cola blanca sobre los tapetes, que al secarse quedarán como almidonados y con la rigidez suficiente para que nuestra lámpara no se nos desmorone

Para el Modelo B sustituiremos la estructura de la lámpara por un globo, que inflaremos del tamaño que queramos que sea la esfera de nuestra lámpara. El resto de los elementos es igual y el procedimiento el mismo, cuidando de dejar en la base del globo, un espacio libre, por donde pasaremos el cable y la bombilla. De este modo, cuando se nos funda esta, podremos cambiarla sin problema. Tenemos que usar cola blanca a discreción para pegar el ganchillo, dejar secar y a continuación pinchar el globo, cuyos restos se despegarán sin problema del globo


modelo 2 lámpara

En este otro modelo, similar al B, la diferencia la marcan los colores de los tapetes de ganchillo y el hecho de que en lugar de una esfera, es un cuenco invertido, lo que permite ver la bombilla más fácilmente. Los elementos y prodecimiento son iguales. En cualquier caso, como siempre decimos, la única restricción la pone tu propia creatividad