dia de la Tierra

El 22 de abril de cada año se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra desde que, en 2009, la Asamblea General de la ONU proclamara ese día de manera oficial (resolución 63/278) para reconocer que la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar, y que todos debemos tomar conciencia de la importancia de alcanzar un equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

El precursor de este día fue un senador estadounidense, Gaylord Nelson, de Wisconsin, preocupado por los problemas ambientales de su país. Motivado por este hecho, decidió organizar una protesta a favor del medio ambiente el día 22 de abril de 1970. El resultado fue un éxito y más de 20 millones de estadounidenses se sumaron a la convocatoria, lo cual motivó que se creara la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU.

Desde entonces se viene celebrando en varios puntos del planeta de forma independiente el Día de la Tierra. Es por ello que la ONU eligió el mismo día para proclamar el Día Internacional de la Madre Tierra, reforzando así la conciencia creada desde los años 70. Añadió el nombre de “Madre” para reconocer que “Madre Tierra” es una expresión común en varios países y regiones, lo que demuestra el sentimiento de interdependencia que siempre ha tenido el ser humano con el planeta independientemente de su procedencia.

Aunque el día de celebración es sólo uno, el respeto por el planeta debe ser constante. Por eso en Estados Unidos se creó hace años la Plataforma del Día de la Tierra, que promueve entre las escuelas proyectos ambientales de un año de duración. Su nombre es Earth Day Network y cuenta con la participación de 100.000 escuelas de todo el mundo.

Cada año se elige un tema en torno al que poner el foco de atención, siendo el de este año el de “Ciudades verdes”. Se quiere así llamar la atención sobre la necesidad de diseñar ciudades más habitables, limpias y sostenibles que contribuyan a alcanzar el equilibrio con el planeta.

Hoy en día, más de la mitad de la población mundial vive en entornos urbanos y continúa la migración hacia ellos. A medida que la población urbana crece y los efectos del cambio climático empeoran, nuestras ciudades deben evolucionar para introducir criterios de sostenibilidad en su desarrollo

Las ciudades consumen muchos recursos naturales, generan enormes cantidades de residuos y es donde se producen la mayoría de gases de efecto invernadero que están causando el cambio climático.
Entre todos es fácil conseguir que la ciudad en la que vivimos sea más habitable y respetuosa con el entorno. Un simple gesto como aparcar el coche y utilizar el transporte público o la bicicleta supone beneficios tanto para los ciudadanos como para la propia ciudad y su entorno.

Es hora de que invirtamos en energías renovables y en eficiencia energética, reconstruyamos nuestras ciudades y empecemos a resolver el problema del cambio climático. La campaña «Ciudades verdes» pretende generar un movimiento a nivel mundial durante los próximos dos años para acelerar esta transición.

Con el Día de la Tierra 2014 se quiere mostrar que ante esta situación es esencial la promoción en nuestras ciudades de inversiones inteligentes en tecnología sostenible y una visión de futuro en las políticas públicas. Para ello, a lo largo de toda la jornada, se abordan cuestiones sobre energía, los edificios verdes y el transporte.

Más información AQUÍ