fuente o desagüe

El ex jugador de beisbol, Rex Hudler, acuñó una visual clasificación de las personas, según la energía que mueven: personas fuente y personas desagüe.

Las personas desagüe son quienes al entrar en contacto contigo, te dejan menos energía de la que tenías antes. Son personas demandantes, muchas veces negativas, cínicas, aunque sea inconscientemente. Su afán es pedir y pedir: atención, reconocimiento, compasión...

Las personas Fuente, por el contrario, te nutren de nuevas energías, te recargan las pilas. Son personas positivas y entusiastas, que intentan ver el lado bueno de las dificultades, aprender de todas las situaciones y que además muestran un genuino interés por ti. Cuando pasas un tiempo en su compañía, sientes que te hacen bien.

Las personas que te rodean impactan tu energía. Cuida de con quien te acompañas y particularmente, cuando sientas la necesidad de elevar tu vitalidad, busca a esas personas fuente. Por supuesto, ellas estarán para tí en la medida en que tú también seas más fuente que desagüe para los demás.