mujeres

En el Día Internacional de la Mujer, hacemos nuestro el homenaje que el estadounidense Jeff Foster, uno de los autores de crecimiento personal más aclamado de los últimos tiempos, hace a las mujeres del mundo en su página de Facebook en español.

Palabras sencillas, llenas de verdad, de naturaleza, anhelos y cualidades compartidas. Llenas de valentía: "La madre está en nuestros huesos. Ayúdennos a establecernos en nuestra feminidad. Y al hacerlo, ayúdennos a establecernos en nuestra verdadera masculinidad".

        rositas


Mujeres del mundo.

Nos inclinamos ante ustedes:

Ustedes no son 'menos que'.
No son objetos para ser manipulados.
No existen para satisfacer nuestras necesidades.

Podemos aprender de ustedes.
Cómo sentir.
Cómo tocar nuestros cuerpos.
Cómo habitar en nuestros sentimientos.
Cómo llorar, reír, bailar.
Cómo estar vivos.

Ustedes pueden mostrarnos
que nunca necesitamos temer
nuestra sensibilidad.

Que no siempre tenemos las respuestas
(estamos demasiado cansados de pretender que tenemos las respuestas)

Que no tenemos que sentir vergüenza al abrazar la dulzura, en ser flexibles, abiertos, amables.

Alguna vez nos enseñaron que teníamos el control
Alguna vez nos enseñaron que el mundo era nuestro.
Estamos despertando ahora.

Ustedes nos mostraron
a través de su arrojo, su paciencia, su determinación,
que había otra manera.

Queremos escucharlas más profundamente,
y escuchar, realmente escuchar
sus alegrías y sus penas,
sus temores y sus deseos,
su agonía y su éxtasis.

No fuimos enviados para corregirnos mutuamente,
o para salvarnos el uno al otro,
o para completarnos,
sino para reflejar en el otro
nuestras mejores cualidades.

Nuestra fuerza masculina y femenina.
Firme como el tronco de un árbol.
Suave y flexible como las ramas, las hojas.

Lo masculino necesita de lo femenino,
o las ramas se quiebran.

Lo femenino necesita de lo masculino,
o el árbol se viene abajo.

Estas cualidades están en todos nosotros.

Pene, vagina, o cualquier otra cosa,
podemos reconocer nuestra naturaleza compartida.

Ayúdennos a crear un espacio confiable.
Solos. Juntos.
Solos. Juntos de nuevo.

Recordamos cada día:
Hemos nacido de una mujer.
No existimos sin ella.
Somos en parte mujer.
Ayúdennos a apropiarnos de eso.

La madre está en nuestros huesos.

Ayúdennos a establecernos en nuestra feminidad.
Y al hacerlo, ayúdennos a establecernos en nuestra verdadera masculinidad.

(¡Ustedes nunca nos 'castraron'!
¡Nosotros nos 'castramos' a nosotros mismos
cuando las culpamos
de habernos 'castrado'!)

Sí, necesitamos todos los poderes:
El poder del tronco.
El poder de las ramas.
El poder de la Integridad.

Sean amables con nosotros; aprendemos lentamente.
Sean directas con nosotros; anhelamos su verdad sin adornos.
Sean pacientes con nosotros; acarreamos un triste legado de violencia y dominio.
Sean indulgentes con nosotros; estamos tratando de sanar.

Físicamente, somos diferentes, sí.
Por supuesto.
Pero en el fondo, estamos en comunión.
Consciencia, todos y cada uno.

Por favor entiendan:
Estuvimos ciegos durante mucho tiempo, eso es todo.
Inconscientes.
Niños pequeños en busca de mamá.
Tratando de sentir poder.
Tratando de sentirnos como 'hombres'.
Fingiendo 'saber'.

No era poder verdadero.
¡El verdadero poder necesita de la mujer!

¡Deseamos crecer!
¡Ayúdennos a crecer!
¡Dígannos la Verdad!
¡Dennos su medicina poderosa!

Madres, abogadas, sanadoras,
enfermeras, doctoras, líderes,
mujeres del mundo,
fuertes y hermosas,
¡nos inclinamos ante ustedes!

Sin ustedes, ¡el mundo se viene abajo!


jeff
enamorateaceptaciónmás allá