leer en verano


Leer en verano es muy beneficioso, especialmente durante la infancia. Así lo ha demostrado Richard Allingont y sus colegas de la Universidad de Tennessee (EE UU), que aseguran que si dejamos de leer libros durante las vacaciones parte de las habilidades de lectura se pierden, lo que en los estudiantes supondría un retroceso de dos o tres meses en la capacidad lectora y el manejo del lenguaje.

A continuación te presentamos 10 ideas para leer más y un montón de sugerencias de lectura para mimar mente, cuerpo y alma con el 5% de descuento

10 Consejos para leer más

1. Reduce las horas de televisión e Internet.

Mucha gente que me dice que no tiene tiempo para leer luego dedica al día más de una hora a ver la televisión o a navegar por Internet. Desde que no tengo televisión y controlo los minutos que paso en las redes sociales, tengo más tiempo para dedicar a lo que realmente me gusta hacer, como por ejemplo, leer.

2. Fija un momento del día para leer.

Desde que soy mamá mis momentos para leer se han reducido a las noches antes de dormir y a momentos tranquilos en el día. El problema es que mis días han dejado de tener momentos tranquilos (si tienes hijos sabes de lo que hablo) y por las noches estoy muy cansada y termino durmiéndome en el primer párrafo. Así, lo ideal es fijar una hora de lectura y empezar aunque sea con 10 minutos, luego 20, y poco a poco adquiriremos el hábito.

3. Cuando leas, lee.

Focalízate en lo que estás haciendo. Lo disfrutarás más. Elimina las distracciones, elige un espacio tranquilo y limpio. Olvida los impulsos para hacer otras cosas. Ponte una alarma si es necesario y concéntrate en leer.

4. Si no te gusta un libro, déjalo.

Dale un capítulo como oportunidad. Si sigue sin gustarte, abandona la lectura, búscate otro libro. Hay millones de libros, no pierdas tu valioso tiempo leyendo libros que no te gustan. Leer es divertido, no te aburras leyendo.

5. Busca libros interesantes.

Pide sugerencias de libros a tus amigos, lee reseñas en internet o explora las antiguas librerías.  Busca recomendaciones en foros, blogs… Hazte el carné de la biblioteca, visita frecuentemente las librerías locales. Elige libros que te puedan interesar. Puedes descubrir libros increíbles.

6. Socializa tus lecturas.

Busca amigos que amen la lectura. Apúntate a clubs de lectura, presenciales u Online. Yo estoy en el club de lectura de la biblioteca de mi pueblo y nos lo pasamos bien comentando los libros que leemos, dando nuestra opinión personal sobre la historia o riéndonos de los libros que no nos han gustado. Hablar con alguien sobre el libro que estás leyendo siempre te animará a leer más.

7. Convierte la lectura en un hábito.

Ahí está la clave: que forme parte de tu vida de una manera natural. Elige un detonante en tu rutina diaria. En mi caso va a ser: por la mañana antes de desayunar,  en el autobús (aunque me mareo, pero lo intentaré), en mis ratos de espera, cuando mi bebé duerma la siesta y por la noche antes de ir a dormir. Así, cada vez que aparezca el detonante en mi día, de forma inmediata me pondré a leer. La constancia es importante para implantar una rutina. Es importante hacerlo, aunque sean sólo 5 o 10 minutos.

8. Lleva tu lectura a todas partes.

Echa tu libro en el bolso o en la mochila, seguro que encuentras momentos en los que leer. Yo tengo un lector de ebooks que llevo a todos lados. Con un lector de libros digitales se lee más. Te recomiendo el Kindle, que te permite sincronizarlo con tu móvil u otros dispositivos. De esta manera podrás continuar con tu lectura por dónde la hayas dejado en tu móvil en cualquier momento y lugar. Lo importante es que siempre tengas acceso al libro que estás leyendo.

9. Lee por placer, no por obligación.

Busca libros que te emocionen, temas que te interesen, autores que te inspiren…No leas porque “tienes que leer”, sino porque te apasione lo que estás leyendo. Disfruta lo que lees, que no sea una tarea. Leer no te hará una mejor persona, uno lee porque disfruta de la magia, y es esta magia lo que cambia vida de las personas.

10. No te preocupes por la velocidad.

Esto no es una maratón para ver quién lee más libros a la semana. No compitas, ni con tus amigos ni contigo mismo. Un buen libro es como una buena comida o el buen sexo: saboréalo, disfrútalo, no tengas prisa.

(FUENTE: Vida en positivo)

Y para que tengas un verano lleno de libros, te presentamos las últimas novedades de El Jardín del Libro, con títulos para cuidar Cuerpo, Mente y Alma con el 5% de descuento

jardín novedades genérico

Y aquí tienes los libros preferidos de los lectores de El Jardín del libro, todos, con el 5% de descuento
biolibro  libro esenio

libro hepaticozumolibr

libro dolor       libroest