cambiar tu vida

Esta frase, que resume lo que se ha dado en llamar "El Arte de la Manifestación", pertenece al profesor Wayne Dyer, cariñosamente llamado el "padre de la motivación" por sus fans, una de las figuras más respetadas en el campo del auto-empoderamiento y del pensamiento transformacional.

La noticia de su muerte a los 75 años ha circulado a gran velocidad por las redes sociales. La familia del doctor especializado en psicología cognitiva, nacido en Detroit en 1940, lo anunció a través de Facebook. "Wayne ha abandonado su cuerpo, falleciendo a lo largo de la noche", rezaba el comentario, compartido 50.000 veces. "Siempre dijo que no podía esperar a que empezara su siguiente aventura y que no tenía miedo a morir", continuaba el comunicado, una noticia hasta cierto punto esperada después de que el propio Dyer anunciara en 2009 que padecía leucemia.

Lo asumió con entereza y manteniendo la calma que le caracterizaba, un hombre acostumbrado a plantear los problemas desde una perspectiva diferente. Ese halo contagioso le ayudaba a llenar salas por todo el país, una fuente de inspiración que se prodigaba en programas de televisión a nivel nacional.

Lo que quizá muchos no sepan es que a lo largo de su vida, Wayne Dyer superó muchos obstáculos para hacer sus sueños realidad y ha dedicado gran parte de su vida a mostrar a otros cómo hacer lo mismo. Su libro Tus zonas erróneas, es uno de los más leídos de todos los tiempos.

Wayne era el menor de tres hermanos varones. Él, su madre y sus hermanos fueron abandonados por su padre, Melvin, que era un alcohólico violento que había estado en la cárcel y que falleció a principios de la década del 70.

Al ser una madre joven, Hazel no pudo mantener a Wayne y sus hermanos y se vio obligada a entregar a sus hijos al cuidado temporal por otras familias hasta que pudiera salir adelante. Trabajó como vendedora de golosinas por 17 dólares a la semana y le costó varios años poder reunir nuevamente a la familia. Cuando su madre puedo recuperar la custodia de sus hijos, Wayne tenía 10 años.

En innumerables ocasiones, el Dr. Dyer ha contado que estos años tan difíciles fueron tremendamente formativos de su espíritu y su resistencia. Asimismo, lo ayudaron a convertirse en un mejor maestro para ayudar a otros a superar la adversidad.

Dyer es psicoterapeuta y tiene doctorado en psicología por la universidad del estado de Wayne y de la Universidad de Michigan. En 1965 comenzó a trabajar como consejero en una escuela secundaria. En 1971, después de obtener un doctorado en educación, lo designaron profesor en la "St. John's University" de Nueva York, y comenzó a escribir artículos para varios diarios y a dar charlas acerca de la superación personal y las fuentes de motivación, que fueron contando con una audiencia cada vez mayor.

Durante su primera etapa como profesor, escritor y conferenciante, su inspiración fue la rama de la llamada Psicología humanista, y en concreto, Abraham Maslow. Esta pretendía ser el 4º paradigma, después del Psicoanálisis, la Psicología conductista y la Psicología cognitiva. En sus primeros libros, esta influencia se muestra en su creencia en las posibilidades de desarrollo de la persona más allá de "la normalidad", para llegar a desarrollar todas nuestras potencialidades como seres humanos (persona "sin límites"), en lugar de centrarse en tratar la enfermedad o el trastorno para situarse en la normalidad, como hacen las otras teorías psicológicas.

Convencido por un agente literario, publica en 1976 "Tus Zonas Erróneas", un libro donde Wayne Dyer hablaba sobre experiencias personales y profesionales, que apuntaban al crecimiento personal. La publicación fue un éxito y catapultó al escritor a la cima de ventas, al tiempo que lo consagró como escritor de libros de autoayuda.

El Dr. Dyer ha dedicado cerca de 40 años de su vida a enseñar a las personas a vivir mejor sus vidas. Dyer explica que cuando nos encontramos en armonía con la fuerza del universo, somos capaces de crear de la misma manera que esta fuerza, independientemente de cómo llamemos a la “fuerza” (Dios, Espíritu, Alma...)

La esencia de su mensaje es increíblemente simple y profunda al mismo tiempo: Tú eres lo mismo que tu Fuente (“la fuerza”). "Eres una manifestación única de la Fuente, que es el campo universal de las posibilidades infinitas. Debido a que provienes de esa Fuente, el poder de transformación reside dentro de ti".

Desde hacía años, su trabajo se ha centrado en ayudar a las personas a darse cuenta de esta verdad fundamental que sirve para superar obstáculos para poder vivir vidas con abundancia física, emocional y espiritual.

Dyer es autor de más de 30 libros, creador de muchos programas de audio y videos y ha participado en cientos de programas de televisión y radio en todo el mundo. Gran parte de sus primeros trabajos estaban enfocados primordialmente en la superación personal por vías mas tradicionales, basándose en procesos psicológicos. Sin embargo, en la década del 90, hizo un cambio significativo y se trasladó hacia áreas de autorrealización que incluyen más elementos de espiritualidad.

wayne dyer1

Su Leucemia linfocítica como vía de iluminación
En 2009, Wayne Dyer anunció que tenía leucemia linfocítica crónica, un tipo de cáncer que afecta a los glóbulos blancos, que no tiene cura y para el que no se recomienda tratamiento en las primeras etapas, que básicamente consisten en un "esperar y ver".

Esta noticia conmocionó y extrañó a partes iguales a quienes conocen al  Dr. Dyer. A priori,  no era un candidato probable para el cáncer. Practicaba ejercicio al menos dos horas al día (incluyendo yoga, senderismo y natación en el mar), meditaba todos los días, cuidaba su alimentación, y en los últimos años alcanzó niveles muy elevados de conciencia.

El propio Dyer tenía una explicación para su enfermedad: "Mi primera reacción fue, es mejor que vuelva a comprobarlo porque yo no he podido crear una leucemia". ..afirmó

Pero después del shock inicial, abordó el cáncer como ha hecho con todos los demás reveses en su vida. A su juicio, cada gran avance espiritual en la vida es precedido por algún tipo de caída o de lucha. Los momentos bajos nos proporcionan energía y una nueva perspectiva para impulsarnos a un lugar más alto. Fue esta creencia fundamental la que le ayudó a moverse rápidamente a un estado de aceptación, libre de la reacción normal de la ira, la frustración y el cuestionamiento de - "¿Por qué me está pasando esto a mí?

El Dr. Dyer dice que él nunca usa palabras como lucha o ataque porque la lucha nos debilita. Siempre tuvo fe en que, en algún nivel, el cáncer es una respuesta de curación del cuerpo. En ciertos casos, el cuerpo puede necesitarlo para curarse en un plano profundo emocional o energético.

En su caso, se le ha dicho que su curación se relacionaba con la superación de un profundo trauma psicológico experimentado como resultado de sentir que había fracasado en las relaciones en su vida. Él admitió siempre haber experimentado muchas relaciones difíciles en su vida, con su madre, con su padre y con sus tres ex esposas. Afirmaba que estaba en una frecuencia de vibración semejante a la de su cáncer, y sospechaba que estas experiencias difíciles podían haber tenido alguna influencia en el mismo.

Afortunadamente, nuestra frecuencia energética está en constante cambio, basándose en nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Además, a medida que avanzamos hacia niveles superiores de conciencia y la experiencia de nuestra verdadera esencia, nuestro estado vibratorio puede cambiar.

"Estoy bien.” "Estoy en perfecta salud." Dice Dyer, hasta hace bien poco, en cuya práctica diaria incluyó la repetición de estos dos mantras: "Estoy bien.” Estoy en perfecta salud. ". Los mantras pueden convertirse en poderosas herramientas de curación, pero tenemos que creer de verdad en ellos y asumir los sentimientos del fín deseado, aún antes de que se haya materializado. Para él, estas palabras se basan en una creencia profundamente arraigada de que el cuerpo tiene la sabiduría perfecta, el cuerpo sabe qué hacer. Su consejo era confiar y creer en el poder invisible e infinito de curación del cuerpo.

Según Dyer, tenemos que cambiar nuestro concepto de nosotros mismos. Esto implica dejar de lado cualquier tipo de diálogo interior, como, estoy deprimido, me siento débil, estoy enfermo y reemplazarlo por el estado saludable que deseamos se manifieste, que debe convertirse en nuestro mantra personal , lo que afectará a nuestros sentimientos, nuestra energía y nuestras acciones.

Después de haber enseñado el arte de la manifestación durante años Wayne Dyer pensaba que esos mismos principios terminarán curándole.

La premisa general es poner la atención en lo que vamos a crear y vivir desde allí. Vivir a partir de ahí, no sólo a nivel intelectual, sino que es más importante a nivel de los sentimientos. Tenemos que obrar con sentimientos para que el deseo se haga realidad en nuestro campo de energía. Esto ayuda a cambiar esa energía o frecuencia vibracional y, posteriormente, facilita la curación a nivel del cuerpo físico. La buena noticia es que no es necesario entender cómo funciona para que funcione

Al mismo tiempo, Dyer nos invita a recordar que no somos nuestro cuerpo físico. En nuestra esencia, somos amor puro. "Para realmente sanar, tenemos que reconocer nuestra propia magnificencia y en vivir desde ese lugar de infinito poder".

Uno de los cambios más importantes de los que hablaba el Dr. Dyer, con respecto a lo que supuso tener cáncer es... el despertar del deseo de servir, ser más amoroso y generoso, sin las necesidades del ego de ser agradecido o apreciado. Él lo describía como "dejar crecer lo Divino dentro de ti".

Vivir con cáncer para él significa vivir desde un lugar de amor puro e incondicional y gratitud. Esta nueva perspectiva es en gran parte, a lo que el Dr. Dyer cree que su cáncer lo llevó y lo que quiso compartir con el mundo. El amor puro es probablemente su herramienta de sanación más potente y él afirmaba que se veía y, lo que es más importante aún, se sentía mejor de lo habitual.

"Tenemos infinidad de posibilidades y todo lo que tenemos que hacer es recordarlas"- aseguraba-

Algunos de sus pensamientos:

wayne pizarra

lo que piensen de mí

"Siendo la muerte una propuesta tan eterna y la vida tan increíblemente breve, pregúntate a ti mismo: ¿Debo evitar hacer las cosas que realmente quiero hacer? Ser feliz, vivir efectiva y eficientemente y amar son metas mejores y más importantes"

"La catástrofe que tanto te preocupa, a menudo resulta ser menos horrible en la realidad, de lo que fue en tu imaginación"

"Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades"

acuerdatedetuespíritu
A continuación destacamos algunas de las obras de Dyer, que puedes encontrar en El Jardín del Libro con el 5% de descuento. Pedidos para España y también internacionales

Tus Zonas Erróneas (Bolsillo) Tus zonas erróneas (1976)

En esta obra, el profesor Wayne W. Dyer muestra dónde se encuentran, qué significan y cómo superarlas. Todo ello contado con la amenidad y sencillez de quien sabe que puede cooperar en la mejora de la vida de los otros. Saborea este libro y no te niegues la posibilidad de ser un poco mejor y mucho más feliz.

¿Tienes a veces la sensación de estar desbordado por la existencia? ¿Paralizado por compromisos -afectivos, laborales...- que ya no te satisfacen?¿Dominado por complejos de culpa o inseguridad?

No proyectes tu insatisfacción en otros, la causa está en ti, en las zonas erróneas de tu personalidad, que te bloquean e impiden que te realices.

Tus zonas erróneas es uno de los libros de crecimiento personal más leído de todos los tiempos, Guía perfecta para combatir las causas de la infelicidad.


El Poder de la Intención (Bolsillo)  El poder de la intención

Durante años, el doctor Dyer ha investigado la intención como una fuerza en el universo que nos permite llevar a cabo el acto de crear; por eso, a través de ella, podemos lograr que nuestra existencia llegue a ser todo lo plena y feliz que deseamos. Es decir, la intención no como algo interno a nosotros que nos impulsa a hacer, sino como una energía de la que, sin saberlo, participamos.

Todos formamos parte del poder invisible de la intención; conociéndolo y usándolo de forma adecuada nos convertiremos en dueños de las transformaciones que queramos imprimir a nuestras vidas. A través de historias reales y aleccionadores ejemplos aprenderemos los principios de la intención y cómo conectar esta fuerza universal con la fuente de creatividad que ya poseemos.

DVD - Crear tu propia vida (Pack de 3 DVD) Crear tu propia vida (triple DVD)

Este pack contiene 3 películas con un mismo denominador común: enseñarte a crear tu propia vida.

DVD I: TÚ PUEDES SANAR TU VIDA. La vida de Louise L. Hay no siempre ha sido un camino de rosas. En esta película, basada en el Best-Seller del mismo título, ella misma nos la cuenta a través de una mirada íntima y personal. Su historia, sus experiencias y, sobretodo, cómo empezó a aplicarse a sí misma las enseñanzas que posteriormente han ayudado a millones de personas a través de sus libros.

DVD II: HAY UNA SOLUCIÓN ESPIRITUAL PARA CADA PROBLEMA. Wayne Dyer. Todo lo que existe en este Universo, incluidos los pensamientos, es Energía. Si lo que antecede a toda acción es también un pensamiento, dependerá de la frecuencia de esa energía, del grado y del impacto que tiene en nosotros, para ser conscientes del enorme poder que tenemos para poder vivir de una forma completa.

DVD III: 10 SECRETOS PARA EL ÉXITO Y LA PAZ INTERIOR. El profesor Wayne W. Dyer nos propone 10 principios que representan las cosas más importantes y significativas que un ser humano puede alcanzar en su vida. De esta manera, podemos crear el tipo de vida que de verdad queremos vivir, y conectarnos con la gran fuente que nos mantiene a todos vivos y respirando de un modo pleno y satisfactorio.

Inspiración Inspiración

En este libro revolucionario, Wayne Dyer nos explica que la inspiración se puede cultivar y ser una fuerza motriz a lo largo de la vida, en lugar de aparecer y desaparecer de forma misteriosa. ¡La inspiración es para todos! No está reservada para los genios creativos; es inherente a nuestra herencia divina. A lo largo de estas páginas encontraremos sugerencias específicas para vivir en conexión con el «mundo espiritual».

Con su inimitable estilo, el doctor Dyer nos ofrece un plan para acceder al mundo de la inspiración y encontrar nuestra verdadera esencia.